Chile, Diseño, Cuestión de perspectiva

El diseño en Chile tiene una potencialidad interesante al entender que éste es un país con poco diseño industrial principalmente, y que los objetos y las interacciones en sí están bastante dejadas de lado. Actualmente eso ha tratado de cambiar, pero sin embargo aún somos un país bastante atrasado a lo que se refiere “detección de oportunidades” en nuestros propios compatriotas.

El terremoto si bien es un tema que ya está demasiado tocado, hizo que afloraran todos los problemas de nuestro país en general, que tienen que ver con organización, y la poca y nula preparación frente a las catástrofes, y si bien son instancias para poder generar nuevas propuestas de desarrollo de sistemas de prevención, ésta no es la primera necesidad del Chileno, si no que se puede ver en detalles mucho más simples, en detalles del día a día, y éstos son los verdaderos problemas desde los cuales se puede explotar el verdadero diseño.

Si bien Stark y su sacajugos del futuro son un ícono, este se transformó más en un elemento de adoración que en un verdadero ícono del diseño industrial, ya que hay muchas otras soluciones que están ocultas en otros lados del mundo que deberían ser admiradas.

Personalmente siempre he sido contrario a la idea de los objetos excesivamente caros, y me repugnan los objetos Alessi, y no por sus formas, si no por el desorbitado precio que tienen, no me gusta el Diseño Elite, creo que las soluciones no van por ahí.

Hace muchos años vi en la televisión un tazón para mancos, y me pareció realmente admirable, ya que eso sí debería ser considerado un ícono del diseño, debido a que un hecho tan simple como el ponerle un borde que permita empujar la comida a la cuchara o el tenedor, desde el mismo plato, como una extensión del propio brazo es una solución mucho más simple e inteligente que un sacajugos de un precio de trofeo.

Las ventajas en un país como Chile, que está en vías de desarrollo es precisamente esa, que somos un país lleno de necesidades y en busca de soluciones, y que por lo mismo, las mejores soluciones están incluso en los “maestro chasquilla” que en cuanto a desarrollo de soluciones son más inteligentes que nosotros. El resolver problemas con poco debería ser un estandarte para el Diseño Industrial Chileno, un ejemplo clásico puede ser incluso el papelito que le ponemos a las mesas y sillas cojas para que no se muevan, porque hay un momento en el cual una situación es tan molesta que hasta con un papel podemos resolverla.

Una vez, vi un programa de cocina, en el cual un reconocido chef de valor mundial fue a unas favelas en Brasil a comer y dijo: “Donde escasea la comida es donde salen los mejores platos, porque hacen maravillas de sabores con lo poco que pueden disponer”. Ésta, es una realidad de la cual no podemos enajenarnos y que finalmente es la que más se puede explotar, porque una solución de Diseño, tiene que ser acorde tanto a las personas, como con el mercado, al igual que la ciencia investigativa, tenemos que estar en balance con el mercado, porque es finalmente éste el que financia los proyectos, es un ciclo.

Finalmente, la gracia de Chile es esencialmente esa, que las soluciones se pueden llegar a resolver de forma correcta con un costo relativamente bajo, lo cual no necesariamente implica que sea de mala calidad, y al lograrse esto, se pueden hacer con procesos de seriación que desembocará en un sistema sustentable, solucionando así el problema de la persona, y saciando por otro lado a los empresarios.

Jorge “Yorch” Valenzuela

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: