CHILE, UN PUNTO EN UNA SOCIEDAD GLOBAL

 En las últimas décadas el diseño ha tomado parte fundamental en el mercado mundial. Ya sea como una forma de marketing, de renovar recursos, innovar entre otras. Todas estas formas de diseño van ligadas directamente al usuario al que van dirigidos; para que el diseño tenga coherencia con su destinatario hay que tener clara la identidad de este.

Chile es un país influenciado por las potencias mundiales a nivel económico y social, lo que ha incidido en la identidad de los chilenos. Por una parte esta identidad ha sido fácil de adecuar ya que carece de bases que la hagan rígida. Nuestro país ha sido formado en su mayoría por inmigrantes, y rodeado por países con una fuerte identidad cultural, lo que hace aún más difícil que Chile forme personas con un carácter nacional típico o costumbres que sean propias sin ser influenciadas.

La realidad país de este momento se puede decir que esta enfocada en ámbitos que por falta de información son alejados al diseño. A pesar de que el diseño esta presente diariamente en nuestras vidas, el manejo de los proyectos no se basa en este pensamiento, sino que se privilegian otras áreas que a primera vista pueden parecer más rentables.

Para sobresalir en diseño es necesario innovar, pero qué pasa cuando no hay bases firmes en las cuales inspirarse para esta innovación. El caso de Chile es este, si no sobresale no es por falta de talento sino por falta de motivación y de una educación con cultura chilena. Hasta ahora se han privilegiado las costumbres copiadas; lo que sin duda es una falta de innovación que hace retroceder a nuestro país en el diseño.

 Si como chilenos respetáramos y apreciáramos más nuestra identidad cultural podríamos sacar más provecho de esta para crear de una forma llamativa y reconocible como propia. Nuestro país esta lleno de beneficios naturales, somos un gran productor de materias primas. A pesar de que estas mismas materias si fueran procesadas y pensadas como un producto y no sólo como una parte de este, tendrían un valor agregado mucho mayor. Esto podría impulsar la industria chilena, solucionando muchos problemas económicos y sociales. El impulsar las PYMES con una mirada desde el diseño traería sin duda muchos beneficios a los chilenos.

Tenemos que pensar con una mirada interna, para qué comos buenos, qué es lo que más producimos y consumimos, y que aspectos de nuestra identidad son rescatables para desarrollar. No tiene caso que nos enfoquemos en el tipo de desarrollo generado por otros países si es que eso no tiene coherencia con la realidad que se vive en nuestro país. Si Chile es un gran productor de vinos, por qué va a tratar de producir autos; son los sin sentidos de la industria lo que nos hace perder parte de nuestra identidad y lo que frena el desarrollo del diseño con carácter.

 Chile consume, pero no hay motivo para ver esto como algo malo. ¿Por qué no por medio del diseño hacemos que consuma de una manera informada? Si la realidad mundial nos guía hacia la globalización, la decisión más pertinente es diseñar para destacarnos dentro de este comercio global, hacer deseable el producto chileno por medio de un diseño bien logrado.

Vale Gumucio

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: