DISEÑO ELITISTA

El diseño como disciplina, durante el tiempo ha estudiado la convivencia de las cosas, de los productos, con las personas y hace que lo cotidiano se vuelva fundamental. A lo largo de la historia esta disciplina se ha visto como un objeto de culto, algo a que en la ultima década a nivel global ha ido cambiando, sin embargo en Chile se ha conservado el concepto elitista y esto hace que el concepto siga siendo solo un concepto y que esta practica en el país aun no sea interiorizada a la vida cotidiana y las personas no sientan una necesidad por diseño, por algo innovador o simplemente por algo útil con el valor agregado que le da el diseño aparte de la utilidad que con el producto se crea.

En chile, el concepto de diseño es usado por una minoría. Esta constituye generalmente una elite del “buen gusto” que pareciera no tener el entendimiento que profesan en su uso del término. Y es que el diseño no se refiere necesariamente a productos caros, complejos o de difícil alcance, sino que más bien debe considerarse como una herramienta al servicio de todos para optimizar los recursos, se le debe ver como un medio mas que un fin. En otras palabras se debe dejar atrás la noción de que el diseño es “la forma por la forma” o la idea de que como el arte su fin último es el deleite estético, pues claro, si bien el diseño produce un deleite por la belleza de su aplicación y también por las formas que adquiere, lo primero no debe en ningún caso ser opacado por lo segundo, como sucede comúnmente en chile cuando se usa y discute el termino.

De acuerdo con mi visión como estudiante de diseño, creo que este error a la hora de aplicar y concebir el concepto como tal tiene su origen en un fallo comunicacional por parte de los profesionales del diseño en chile. Pareciera entonces que o no han tratado de apelar a audiencias mayores o al intentarlo no han sido lo suficientemente efectivos, esto es claro, a la luz de un primer análisis histórico más superfluo, pues al reflexionar de manera más profunda me parece que este “bache” en el recorrido del diseño chileno está siendo (de a poco) exitosamente superado. Poco a poco estamos viendo ejemplos de diseño innovador y funcional en la cultura de masas.

Me parece que una propuesta interesante para poder masificar el diseño en chile seria poder acercar el diseño a un nivel más básico, más cercano a la vida de las personas comunes y sin grandes ingresos para poder deleitarse también del buen diseño. Para eso podrían fomentarse nuevas políticas educacionales a nivel escolar para que las personas crezcan con el concepto acuñado desde su formación.

Creo firmemente que una estrategia de este estilo ayudaría de forma magnifica a difundir la importancia del diseño como una disciplina que se basa en la simpleza y funcionalidad, pues claro nada resume mejor las practicas del diseño como la frase “menos es más”.

Daniel.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: