El diseño nacional:work in progress

Se podría decir que el diseño en Chile a simple vista no parece estar a la altura con el diseño de algunos países vecinos como Argentina o Brasil. Estos países si han podido generar reconocimiento a través de la creación, o más bien dicho generación de una identidad propia en el mundo del diseño internacional latinoamericano. Pero, ¿A que llamamos identidad? En este caso nos enfrentamos a la generación de una identidad cultural: conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social. Como país se puede decir que tenemos una base amplia de tradiciones, valores, símbolos, creencias y comportamientos propios, el problema es que como diseñadores hemos dejado a nuestra identidad de lado cambiándola por un intento de generar diseño reconocido internacionalmente aferrándonos a la imagen de diseños característicos de otras naciones más avanzadas en el tema, principalmente Europa y Estados Unidos. El problema cae en que al no tener referentes propios en donde encontrar diseño chileno que tenga una coherencia estética de calidad, tendemos a mirar hacia afuera y encaminarnos a buscar reconocimiento nacional basándonos en diseño internacional para hacerlo, irónico no?

Aún así uno si puede encontrar buen diseño chileno y hemos sido testigos de grandes ideas de tanto alumnos como diseñadores que sí logran crear productos innovadores pertenecientes a una clasificación de “buen diseño”, pero con falta de identidad nacional y con falta de recursos y motivación para concretarlos y llevarlos más allá del papel. A mi parecer este “dejarse estar” del diseño chileno proviene de nuestra cultura y el conformismo bajo el cual vivimos: el “así no más” de todos los días. Este conformismo no solo viene de parte de los diseñadores, cuyas ideas se ven estancadas bajo una resignación ante la falta de recursos, sino que también del mercado de consumo chileno que no ha sido instruido en temas de diseño nacional, los considerados conocedores del diseño en Chile admiran principalmente el diseño europeo e internacional pero pocas personas reconocen el talento que sí existe en Chile pero que no se deja ver tan frecuentemente. Por fortuna, este círculo vicioso que se genera  está empezando a ser derribado por nuevas generaciones de diseñadores a las que se les viene inculcando cada vez más una apreciación por la propia cultura y una tendencia “Impossible is nothing” que lleva a soñar en alto e intentar sobresalir para algún día poder competir de igual a igual frente a otros países con mayor reconocimiento. En los últimos años se ha generado un boom de diseño chileno con la apertura de nuevos locales y productos que intentan dejar ver que el diseño chileno si tiene algo que ofrecer a pesar de opiniones contrarias formadas por la sociedad. Esto ha permitido un perfeccionamiento y de a poco comienza a crear una identidad propia pero que todavía está en pañales. Poco a poco el diseño chileno está creciendo y buscando formas de innovar pero a mi parecer aún estamos en la etapa de prueba y error que algún día nos llevar al éxito.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: