Diseño como herramienta para el desarrollo del País.

El diseño es inevitable, se encuentra en todas partes desde la aparición del hombre en el mundo, ya que éste está constantemente innovando, creando, DISEÑANDO. Pero es hace poco que se toma en cuenta como una disciplina seria y necesaria cuya función es mejorar la calidad de vida de toda la gente en sus múltiples aspectos. Sobre todo en Chile y otros países menos desarrollados se ha demorado en marcar presencia y hacerse valorar por ser una carrera poco tradicional, más moderna y difícil de comprender para muchos, además de los conceptos erróneos que tiene la mayoría de la gente sobre lo que realmente significa y todo lo que es capaz de abordar.

Chile es un país en vías del desarrollo al igual que la disciplina de diseño que se ejerce en éste. Ambos puntos están muy relacionados, ya que el diseño es una herramienta esencial para el desarrollo del país. El diseño es el factor principal de la humanización innovadora de las tecnologías y el factor crítico del intercambio cultural y económico para que Chile se inserte en un mundo globalizado.

En Chile están surgiendo bastantes iniciativas de diseño emergente, pero una de las más comprometidas con desarrollar el potencial que ofrece Chile en su totalidad es Chile un país de Diseño. Ellos plantean que un diseño capaz de traerle valor a las ofertas que las empresas latinoamericanas lanzan a los mercados mundiales resulta una provocación para que los jóvenes diseñadores se transformen en protagonistas del desafío que significa hacer de Chile un país de Diseño.

Sumándose a esto, hay que tomar en cuenta que Chile se encuentra ante el dilema de consolidarse como un exportador de commodities o de transformarse definitivamente en un generador de valor. Y ahí es donde vemos la oportunidad: el diseño está presente en los espacios en que se mueven los clientes, como identidad y como producto y por ello es también una oportunidad de introducir la profesión del diseño en el mundo empresarial.

Nosotros como diseñadores ejercemos un papel muy importante dentro del país, ya que tenemos el deber de promover el desarrollo del diseño, la innovación y la gestión, como herramientas incentivadoras del emprendimiento, la invención de nuevas ofertas e identidades para las empresas, además de nuevos productos y servicios para los exportadores que requieren insertar sus productos y marcas en los mercados globalizados. Es decir, el diseño es el espacio privilegiado para agregarle valor a las ofertas que las empresas chilenas lanzan a los mercados mundiales.

En conclusión, el diseño puede ser visto hoy como una herramienta estratégica de desarrollo y es aquí donde nosotros nos convertimos en los protagonistas centrales del desafío y la oportunidad que supone hacer de Chile un país inserto en la globalización, comprometido con producirle valor al mundo. Dándole el valor que se merecen a nuestros propios productos que además, debido a nuestra geografía son de una gama muy variada, lo que le otorga un peso agregado a nuestras exportaciones, podremos crecer como mercado, abrirse cada vez más a nuevas oportunidades, innovar y mejorar la calidad de vida de nuestros propios habitantes y la del mundo entero.

María Eugenia Chadwick

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: